EL PLANO CINEMATOGRÁFICO

Un plano es el fragmento de película desde que comenzamos a grabar hasta que cortamos. Cada vez que hacemos un plano, decidimos qué parte de la realidad queremos “recortar” o mostrar en la pantalla. Esto es una decisión muy importante ya que todos los elementos que queden adentro de ese recorte van a “contar” muchas cosas a los espectadores y espectadoras.

En una película decimos que el plano cinematográfico es la unidad mínima de sentido porque una imagen, editada al lado de otras imágenes, va a cobrar nuevos significados. No es lo mismo poner un plano del rostro de una persona y luego un plato de comida que poner el plano del rostro de la persona y luego un partido de fútbol en la tele. En la primera opción los espectadores y espectadoras pensarán que la persona tiene hambre y en la segunda opción pensarán que está concentrada; aunque las expresiones del rostro sean iguales.

Este mecanismo de “montaje” de planos es la escencia del cine, porque es lo que construye las películas y nos permite experimentar hasta el infinito en la creación de nuevos significados. Veamos este pequeño video sobre el Experimento Kuleshov, el famoso estudio que expuso está cuestión:

Además, diremos que cada plano puede tener diferentes nombres, en base a sus características, y clasificarse según lo que muestra, según su movimiento y según la angulación de la cámara al momento de tomarlo.

Licencia Creative Commons
El contenido de este material está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Compartir

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *